No siempre es un “logo”

Solemos usar la palabra “logo” para nombrar, coloquialmente, cualquier tipo de imagen de marca. Todo el mundo entiende de qué va la cosa, pero “profesionalmente” se ha de ser más preciso para acertar en la definición y evitar errores.

Hablando con un poco de propiedad, se categorizan cuatro formas de desarrollar la imagen de una marca.

  • Logotipo (logo): es la palabra escrita de la marca, sólo las letras… sin símbolos ni gráficos.
  • Isotipo: es el símbolo, icono, gráfico, de la marca. Funciona y es reconocible por si solo, sin necesidad de ir acompañado de texto.
  • Imagotipo: cuando la marca se compone de un logotipo e isotipo. Están separados pero se complementan el uno al otro.
  • Isologo: Es cuando el imagotipo e isotipo funcionan juntos, fundidos y no pueden funcionar por separado.